Un nuevo comienzo

Veo una carretera de un solo carril a ambos lados un desierto, y no piensa tener fin.

Mientras acelero en mi caminar, pienso a donde me llevará. Unas horas más tarde empezando mi desespero, me detengo siento los remolinos de viento llegar, y con ellos el polvo del desierto, y digo !Basta¡…Me siento en el camino y elevo una oración.

“Dirige mis pasos mi amado Señor, se lámpara a mis pies, y una lumbrera a este camino.”

Creo en mis oraciones y vuelvo a empezar; pero esta vez vislumbro la carretera y veo mi camino tan brillante como el reflejo de un rayo de sol en el mar.

Ahora tengo un rumbo, “Un nuevo comienzo en mi andar”.

Caminante SI hay camino tu lo debes encontrar, cuando todo esta perdido, Jesús el camino a la verdad y la vida te viene a rescatar…

Bendiciones en este día